FAQ

Todo lo que necesitas saber antes de comprar con nosotros​

PREGUNTAS FRECUENTES

Aquí encontrarás respuesta a algunas de las preguntas más habituales que recibimos a diario. Si tienes una pregunta distinta no dudes en utilizar nuestro formulario de contacto.

Sí. Teóricamente se podrían seguir instalando calderas estanco sin ningún problema. Desde la entrada en vigor de la nueva normativa se prohibió la fabricación de calderas que no sean de condensación pero las que están actualmente en almacenes o tiendas se pueden seguir instalando. En la practica, la realidad es que ya no se encuentran disponibles. 

No. La salida de gases de las calderas de condensación en su interior incorporan un tubo de polipropileno para evitar el deterioro por oxidación. Además la inclinación de dicha salida es opuesta a cualquier caldera estanca.

La longitud máxima depende del modelo de caldera. Los fabricante en sus especificaciones técnicas facilitan ese dato. Hay calderas con mucha más longitud que otras, por eso si tu salida de gases es muy larga, consulta con un profesional que te asesore. Además esta longitud se ve reducida en caso de que haya que realizar algún desvío.

Si instalas una caldera nueva podrías quitar las rejillas siempre y cuando no dispongas de ningún otro aparato a gas como por ejemplo la cocina.

Los termostatos convencionales, tanto de rueda como digitales, pueden ser conectados a las nuevas calderas pero estos termostatos interrumpen la modulación de la caldera por lo que siempre recomendamos la instalación de un termostato modulante de la misma marca que la caldera. Estos termostatos se comunican continuamente con la caldera y hacen que adapte la llama a la necesidad real por lo que se consigue un importante ahorro de energía.

El aire en los radiadores es un efecto que se produce por la descomposición del agua en oxígeno e hidrógeno por causa de la electrolisis al circular por los radiadores. Las caldera incorporan un purgador automático que es capaz de soltar ese aire si pasa por la caldera, pero a veces sobre todo en radiadores nuevos la cantidad que producen es muy alta y por el diseño de la instalación se queda en los radiadores lo que produce ruido e incluso puede llegar a dejar de calentar. Es entonces cuando tenemos que purgarlo. Si el radiador calienta bien y no hace ruido no es necesario purgarlo.

No. El agua de los radiadores a veces parece sucia pero no conviene cambiarla. Esa agua ya ha perdido todo el oxígeno disuelto por lo que tiene muy limitada el poder de oxidación. Si la cambiamos comenzaríamos el proceso oxidando partes interiores de los elementos de la calefacción así como la producción de aire y el consiguiente purgado.

Si. Los precios de todos nuestros productos incluyen el IVA.

. Al comprar una caldera realizamos una instalación básica de la misma. Tener en cuenta que los modelos de calentadores también son a gas natural.

La instalación básica comprende las siguientes condiciones:

  • Sustitución de la caldera/calentador antiguo y transporte hasta un punto verde para su correcto reciclaje.
  • Instalación de tomas de agua y gas en la ubicación actual.
  • 1 metro de tubería de salida de humo.
  • 1 codo de 90°.
  • 1 metro de tubo de desagüe.

No. Lo que es obligatorio es realizar una revisión cada dos años por una empresa autorizada que pueda expedir un certificado. Dicha revisión la suelen incluir en los contratos de mantenimiento por eso la creencia de que es obligatorio tener un contrato de mantenimiento.

Tus vecinos te han dicho que no la apagan nunca y que así ahorran gas. La respuesta es, depende. Es cierto que cuando la casa está fría la caldera gasta más hasta que consigue una temperatura de confort. Si tu casa está habitada todo el día puede ser aconsejable intentar mantener una temperatura de confort siempre que esta no sea alta y gestionemos la caldera con un termostato modulante y por la noche bajar algunos grados. Si te vas ausentar durante unas cuantas horas es mejor apagarla. 

Call Now ButtonLLAME GRATIS